Menu

Héctor Bometón (Mierdecitas)

“Facebook es como un gato sin cara”

encab héctor

Foto: Marina Concejero

Cansados de las preguntas sobre los límites del humor, las referencias a los Chanantes o las relaciones tentaculares con Miguel Noguera, hemos querido proponerle a Héctor Bometón, autor de Mierdecitas, otra melodía, otro juego, otro pasito pa´ lante María, donde le planteamos cuestiones sobre el futuro, la poesía y las drogas, que nos interesaban mucho. El resultado es de un gris Angelopoulos muy atractivo.

¿Cuál es la última noticia que has visto, escuchado o leído?

Hace unos minutos he leído una noticia, compartida en la página de Facebook de The Richard Dawkins Foundation for Reason and Science, titulada A Rather Embarrassing Night for Psychic Sally in Middlesbrough (Una noche bastante embarazosa para Psychic Sally en Middlesbrough). Por lo visto, Sally Morgan, conocida como Psychic Sally en la televisión británica, estaba haciendo un show en directo en el teatro en el que contactaba con familiares muertos de gente del público y les transmitía sus mensajes, pero esa noche no estaba fina. Nada de lo que decía parecía tener sentido para ninguno de los asistentes, y el auditorio empezaba a mosquearse, contestando con abucheos cada nuevo desatino, así que la médium optó por una huída hacia delante (traduzco del original): «Por mucho que lo intentaba, Sally era incapaz de recuperar al público, que cada vez estaba más descontento con el número de errores que estaba cometiendo. […] Tampoco reaccionaban bien a algunos de los escenarios particularmente ofensivos que Sally estaba representando. En uno de ellos, interpretó al difunto, ante sus familiares allí presentes, deshaciéndose de narcóticos por el váter, mientras repetía una y otra vez “tira de la cadena”. En otra ocasión, habló con una adolescente cuyo novio se había suicidado recientemente ahorcándose. Sally dijo a la joven que podía sentirlo golpeteando su pierna y que, de hecho, estaba recreando el balanceo de su cuerpo contra la puerta cuando estaba colgado».

¿Te la crees?

Me la creo totalmente. Es fascinante ver hasta dónde puede llegar una persona sin escrúpulos cuando decide hacer un de-perdidos-al-río.

¿Recuerdas qué soñaste anoche?

Lo recuerdo. Soñé que estaba en medio de un descampado rectangular, del tamaño de un campo de fútbol, el suelo sembrado de cristales de punta y clavos oxidados. Yo iba descalzo y tenía que alcanzar uno de los extremos y subir unas escaleras de piedra. Cada paso era un suplicio y cuando conseguía llegar hasta los escalones, sangrando y muerto de dolor, veía que los peldaños y el pasamanos estaban también inctrustados de vídrios y chatarra cortante. Si me ayudaba de la barandilla, me desollaba las manos, pero la presión en los pies era menor, el dolor se repartía y el calvario era más llevadero. Conseguí llegar hasta arriba, hecho un cristo, y allí solo había un perro callejero olisqueando tierra mansamente.

¿Tienes algún sueño recurrente?

Suelo soñar que me pierdo. Hoteles-laberinto (un Overlook lynchiano), mansiones muy intrincadas (modernas, pero siniestras), interiores descomunales (como ciudades indoor)… A veces hay presencias habitando estos lugares, pero son inocuas. Lo tétrico de estos espacios es su arquitectura misma.

¿Alguna idea grande que te gustaría llevar a cabo? ¿Y alguna idea grande que no?

Llevo mucho tiempo pensando en un proyecto que espero poder materializar algún día y que, casualmente, está muy relacionado con la pregunta anterior. Me gustaría recrear digitalmente, en tres dimensiones, algunos de los paisajes que veo en sueños; estos entornos estarían conectados y podrían explorarse con un casco estereoscópico y estereofónico, más un mando con sensor de movimiento para desplazarse. Sería como un videojuego, pero más contemplativo que interactivo. La experiencia de inmersión podría completarse utilizando un tanque de flotación o similar. Seguro que ya existe algo parecido, pero es una cosa que quiero hacer algún día.

Si pudieras modificar a tu gusto Jungla de Cristal, por ejemplo, ¿cómo lo harías? ¿Qué simbolizaría para ti “Jungla de Cristal”? ¿Qué papel desempeñaría John MacClane? ¿Cómo sería el trailer?

No puedo contestar esta pregunta porque no me acuerdo de Jungla de Cristal. Recuerdo verla en la tele, siendo pequeño, pero ni siquiera estoy seguro de haberla visto entera. No me gustan las películas de acción, no consigo disfrutarlas, ni siquiera irónicamente.

¿Otra película que te gustaría reversionar?

La vida de Pi. Estaría ambientada en el Alicante de los 90; en lugar de bote salvavidas, un Seat Ibiza, y en lugar del tigre, una avispa.

¿Qué escena eliminarías de 2001: Odisea en el espacio? ¿Por qué? ¿Dejarías la banda sonora?

2001 está bien como está. Bueno, los disfraces de mono cantan un poco.

¿Estás preparando alguna película o tienes en mente preparar alguna?

Llevo años con una idea en mente y un guión a medias. El título es Cosmo & Stu, y la historia es una especie de revisión [aún más] cómica de Jules et Jim. En cuanto pueda, terminaré de escribirla y la rodaré.

¿Algo raro que te haya llamado la atención en algún festival o club últimamente?

En los festivales todo es raro, son como un paréntesis en la realidad. Tengo anécdotas, pero todas comprometen a gente.

¿Has pensado cómo podrían ser los parques de atracciones del futuro?

Depende… ¿Cuán futuro? ¿Dentro de unos meses? Exactamente igual que ahora. ¿Dentro de cien años? Virtuales. Con tus gafas de realidad virtual domésticas, tu silla-simulador y un ventilador, podrás experimentar la emoción de una montaña rusa desde el salón de tu casa; podrás sentir la adrenalina de los coches de choque mientras cagas. Ahora bien, si me preguntas cómo serán los parques de atracciones dentro de quinientos millones de años, solo puedo sentir vértigo (¡ojo, serendipia! Algo premonitorio hay en ese mareíto).

¿Y las drogas y sus consecuencias?

Las modas son cíclicas y las drogas son como la ropa. Igual que vuelven los pantalones de campana volverán el opio y la coca. Luego vendrán de nuevo el MDMA y el pelo a lo garçon. Luego los pitillo y los pitillos (los pantalones y los cigarros). No, espera, lo he pensado mejor. La gente estará tan loca en el futuro por culpa de los videojuegos y la radiación que las drogas serán placebos.

¿Cómo serán los eslóganes de las campañas electorales dentro de 100 años? ¿Seguirán apelando a los valores del compromismo, el trabajo y el futuro? ¿Qué leyes habrán? ¿Se podrá fumar sin parecer un extraño?

El abecedario es limitado y los eslóganes se acabarán algún día, así que supongo que tendremos que reciclar consignas del pasado. Pero no pasa nada, ¿quién se va a acordar del «España va bien» en el año 2136? Casi nadie. Respecto a la legislación, vaticino que todo seguirá como en la actualidad salvo por la ley antitabaco: la medicina habrá avanzado tanto que tendremos una cura eficaz, rápida, sencilla y barata para el cáncer, así que ya no habrá excusas para no fumar. Hasta los bebés podrán hincarse dos paquetes de Fortuna al día.

¿Y el humor? ¿De qué se reirá la gente?

La gente se reirá de cosas que nuestro limitado cerebro del siglo XXI no puede ni imaginar. Se reirá de (con) Canódromo Abandonado.

¿Y los superhéroes?

No sé. Los científicos. Ellos serán los auténticos superhéroes. Los científicos, los robots y los insectos. Y las madres… Ay, las madres…

¿Algunas ocurrencias nefastas que hayas deshechado y que te gustaría compartir?

Intento no compartir una ocurrencia si pienso que es nefasta, pero a veces me doy cuenta tarde; suelo borrar viñetas del blog o tweets semanas después de haberlos publicado porque de repente me parecen malísimos. Arrebatos de artista desequilibrado; cojo el lienzo y lo rasgo.

¿Tienes alguna metáfora maja en mente?

Ver a tu novia por Skype en una relación a distancia es como mirar una estrella lejana a través de un telescopio: puede que lleve años muerta.

¿Y poema?

Trabajos de demolición,
volcán en erupción,
bomba de un gigatón,
meteorito,
Inquisición.

Aliento de dragón,
picadura de escorpión,
diabetes, hipertensión,
ataque
al corazón.

¿Cómo definirías Facebook? ¿Y Twitter?

Facebook es como un gato sin cara, Twitter es como una flor marrón (la inercia de la poesía).

¿Qué tal fue tu experiencia en Torres y Reyes? ¿Cómo empezó todo?

Miguel Esteban, guionista del programa, me habló por el chat de Facebook y me lo propuso. Le dije que sí, que claro, y me puso en contacto con un señor de producción que me dio todos los detalles y me pidió unos retratos de prueba: los de los presentadores, Joaquín Reyes y Mara Torres, y el primer invitado, Paco León. Las ilustraciones gustaron, aunque la de Mara me la hicieron repetir porque a ella le parecía horrible (la verdad es que me había salido un poco rechoncha y demasiado seria). Les di un presupuesto y cuando todos estuvimos conformes me enviaron el contrato. Me pagaban fatal, pero fue culpa mía, que no supe negociar. Ahora, en Alaska y Coronas, los dibujos los hace Darío Adanti, que seguro que cobra seis veces más. En fin… La experiencia fue guay.

La idea del gameplay nos parece fabulosa, ¿tienes pensado hacerlo con juegos más actuales? Los errores gráficos, las caídas de los personajes de los escenarios, la desaparición y aparición de objetos y personas… Hay ahí move your body, ¿no?

De momento no tengo pensado hacer más gameplays. Quizá en el futuro, si encuentro otro juego digno de reseñar, a la altura de The Amazing Spider-Man (lo dudo).

Los tutoriales de los programas es un género en sí mismo, ¿has pensado en hacer algo por ahí?

Eso sí que me gustaría… Un tutorial de Photoshop enseñando a la gente a quitarse las verrugas en las fotos. Ya está bien, yo no pago mi conexión a internet todos los meses para ver todas esas movidas cutáneas en mi timeline de Facebook.

¿Y qué hay de los gifs? ¿Vas a seguir con ellos?

Sí. Cuando tenga tiempo, en un par de meses, lo retomaré. Y puede que dé un paso más… puede que haga algo nuevo con ellos. Sorpresa.

¿No tienes pensado escribir algo más extenso y con la idea de publicarlo?

Pasará, tarde o temprano. He recibido más de una propuesta y es cuestión de tiempo que ocurra. Lo ideal sería publicar un libro con variedad de contenido: viñetas, fotomontajes, poemas, relatos cortos, textos más largos…

¿Alguna idea para tatuarte en la piel? Aunque no lo hagas.

No puedo, tengo TOC. Si tengo que lavarme las manos cada diez minutos, ¿cómo voy a inyectarme tinta en la piel?

¿Tu eslogan favorito?

«EA sports, it’s in the game», y «En lo más íntimo, quiero Chilly».

¿Algún proyecto que tengas en mente?

La película, el libro, el videojuego raro… Creo que con esto ya tengo suficiente por una temporada, no hay que ser gomia.

 

Su página web

Su Twitter

Su Tumblr

Su Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *