Menu

Gela

“La música me da las respuestas siempre, ante la adversidad, ante la duda, ante todo lo que necesito”

Pic: Bogdan Stakic

Pic: Bogdan Stakic

La dj Gela tiene un talento enorme a los platos. Junto a Madame Excuse, forman Iguana, donde van a producir un EP próximamente. Esta imparable artista albaceteña afincada en Madrid, sabe como nadie moverse en el campo de la electrónica con criterio, buen gusto, eclecticismo y honestidad. Aunque lejos de la experimentación de cada una de sus sets, que van desde el techno, dub, hasta el acid, vibra una narración apasionante y arrebatadora, pensados, como bombas de relojería, para hacer estallar tanto las pistas de baile como nuestros propios pensamientos. Porque si algo nos enseña con cada una de sus sesiones es que lo que más sentimos y mejor suena es lo que menos deberíamos olvidar.

¿Hasta qué punto ha sido y es importante para ti la música?

La música me da las respuestas siempre, ante la adversidad, ante la duda, ante todo lo que necesito. Es mi mayor pasión y es un pilar que nunca se desmorona. Me ha acompañado siempre, y me ha hecho sentir cosas que de ninguna otra forma he sentido.

¿Estuviste vinculada a la música electrónica desde un principio o te dedicaste a otros géneros antes?

Comencé a interesarme por la música electrónica hace unos 20 años, pero siempre he escuchado y escucho otros géneros, desde jazz hasta rock. Aunque muy ecléctica, tengo un gusto muy concreto. El conocimiento musical previo antes de sumergirse en la electrónica me parece determinar la sensibilidad musical.

¿Cuáles fueron tus primeras influencias? ¿Cuáles son las de ahora?

Yo comencé escuchando grunge, punk, rock  porque era a lo que tenía acceso. Cuando empecé a viajar, empecé a interesarme por el Synthwave, música brasileña, el Bleep, Electro, Hip Hop americano de los 90-00… El rock psicodélico. Desde que iba al instituto he sido fan de Los Planetas. Te diría que desde Nirvana a Frank Zappa, pasando por A Tribe Called Quest o Gal Costa y con parada en The Human League, Derribos Arias, The Breeders o Tortoise.. A día de hoy sigue siendo esta la tónica, y también me gusta la idea de que todos los artistas con los que me cruzo que me inspiran de alguna manera, son también una influencia.

¿Qué te llevo a ser dj? ¿Y a tomártelo de forma profesional?

Cuando me fui a la universidad, me dí cuenta de que en las reuniones, con amigos, o en fiestas, siempre acababa eligiendo y cambiando yo la música. Así que, dos buenos amigos montaron un bar, y me ofrecieron encargarme de la música. Así comenzó todo. Hasta hace relativamente pocos años, nunca pensé que se fuese a convertir en algo profesional. Aunque no me dedico a ello a tiempo completo, (tengo un trabajo diario) sí es cierto que estoy en un momento muy bueno en el que puedo permitirme dedicarle mucho tiempo. No sé qué me depara el futuro, pero disfruto de cada instante ahora.

Algo que me llama mucho la atención de tus sets es que combinas diferentes estilos, ¿Cómo desarrollaste esta perspectiva tan ecléctica y heterodoxa?

Supongo que, como he mencionado antes, he escuchado mucha música de diferentes estilos. Eso al final, moldea la personalidad de la música que eliges, de la música que pones, de la que mezclas. Como experiencia para el público, me parece mucho más interesante ofrecer un set donde se mezclan varios estilos. Nunca dejo de investigar, ni de buscar, y creo que escuchar solamente un género determinado puede ser contraproducente. Siempre dentro de la coherencia, me encanta mezclar estilos diferentes y me encanta ver a otros djs que lo hacen. ¡Es un camino sin muchos atajos, pero es el camino!

¿Cómo adaptas los sets que son de largo alcance respecto a los que tienes mucho menos minutos en cabina? ¿Te gustaría compartir algún set? Y si es así, ¿cuál fue tu criterio musical?

Cuando hago un set largo, comienzo a unos 95BPMS y normalmente, no suelo pasar de 125BPMS hacia el final del set. Me gusta porque me da la posibilidad de poner cosas que en sets más cortos no puedo poner, quizás temas que no son tan enfocados a la pista. Cuando haces un set de una hora, tienes que ir más al grano. Aquí dos sets, uno más corto que es un Podcast para el colectivo madrileño Discoteca, y el otro uno de dos horas grabado en directo en una de sus fiestas, donde hice el warmup y el cierre a Zozo, una dj enorme, por cierto.

¿Cómo valoras tu evolución en los últimos años respecto a la música que pinchas?

Pues en general, el sonido que me gusta se ha vuelto algo más cósmico y quizás más lento. Pero como sigo mezclando bastantes géneros, creo que evoluciona en varias direcciones a la vez. Me gustan las cosas que no suenan muy producidas, ni demasiado nítidas. Me gusta el sonido analógico y potente.

¿En qué tipo de lugares te sientes más cómoda tocando, en sitios pequeños, quizás?

Bueno, me gustan los sitios donde hay buen equipo, donde el sonido es bueno. El tamaño del sitio no es lo que más me importa, es el público lo que cuenta. Si están entregados y abiertos a escuchar, va a ser siempre especial.

Cuando pinchas, ¿sueles pinchar en casa o lo dejas directamente para los bolos?

Me gusta preparar los sets, y me gusta pinchar en casa, sobre todo los fines de semana por la mañana tomando un buen té o un café. Suelo pensar qué música voy a escoger dependiendo del tipo de bolo que tenga, y aunque no preparo las sesiones al dedillo, sí que me gusta saber con qué empezar y con qué acabar.

¿Qué sellos o artistas te interesan y que escuchas actualmente? ¿Y sellos? ¿Y clubs?

Me gustan mucho sellos como Dark Entries, Bahnsteig 23 y Macadam Mambo. También Music from Memory. Como djs, actualmente, dos que siempre me sorprenden y a los que admiro mucho por lo arriesgado y verdaderamente especial de su propuesta son Lena Willikens y Vladimir Ivkovic. Como productores, Daniele Baldelli me alucina. Respecto a clubs, me gustan Siroco y Café Berlín en Madrid, y Moog en Barcelona. Como experiencia, Mercury Rising, donde Dj Harvey hace sets de 8 horas en el Pikes de Ibiza. He empezado a visitar el Norte de España y tengo que decir que me ha sorprendido muy gratamente la escena.

¿Cómo ves la escena nacional? ¿Piensas, como algunos dicen, que tenemos mucho que aprender de las escenas de fuera y el sentimiento de comunión que hay?

Bueno, yo en ese sentido aprendí mucho de la escena de São Paulo, donde viví hace cinco años. Me pareció fascinante cómo se organizaban los colectivos, y el uso super respetuoso que hacían de los espacios públicos. Me llama la atención lo que se está haciendo en Ámsterdam y en La Haya, por ejemplo, pero veo que quizás no tanto a nivel nacional, pero en las ciudades, sí hay un sentido colectivo de escena. Las ciudades son nuestro reducto. La sensación de implicarte en la escena local, a cualquier nivel, une mucho, en mi opinión.

Además de la música, ¿cuál ha sido tu relación con otras artes? ¿Has tenido influencias desde otros campos? ¿Qué has aprendido de ellos?

Me gustan mucho sobre todo la fotografía, el cine y la literatura. Por supuesto, cualquier sensación que me transmita el arte en general, me marca y se canaliza en un momento musical. Siempre que visito una ciudad nueva, dedico un día a ver galerías y museos y otro a ir a tiendas de discos. Es un pequeño ritual que siempre cumplo y que por supuesto, me llevo conmigo cuando vuelvo a casa.

Para terminar, ¿qué nos puedes decir de tus proyectos presentes y futuros? ¿Hacia dónde te diriges?

Estoy saliendo bastante fuera de Madrid ahora, y eso me está dando la posibilidad de hacer nuevas conexiones y comenzar otras colaboraciones. En las próximas semanas voy a Berlín, a un sitio que me encanta, About Blank. Y a Bilbao, a Klubba, del que me han hablado muy muy bien. Quiero seguir visitando otras ciudades, tengo algún festival en la agenda también y eso me hace mucha ilusión. Tengo otro proyecto junto con, Iguana, y queremos producir un Ep próximamente. Me gustaría crear mis propios sonidos, pero no es algo para lo que me ponga un plazo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *