Menu

Fran Silvestre

“Siempre entendemos cada nuevo proyecto como si fuese el primero, el último y el único”

Fran perfil_color

Entrevista a Fran Silvestre, arquitecto valenciano, publicada originalmente en Dúplex, revista en papel a cargo del equipo de DissenyCV.

¿Qué te llevó a la arquitectura?

Siempre me ha interesado el trabajo creativo, pero también me interesaba la ciencia y la innovación. Quizás esa combinación es la que me hizo elegir la arquitectura. Mi tatarabuelo inventó la primera máquina de vapor que no iba sobre raíles. Crecí rodeado de ingenieros industriales y tuve la oportunidad de acercarme a artistas como Andreu Alfaro.

Se dice que el arquitecto es un creador, un pensador, un artista, un técnico, un constructor… pero también un médico, un cocinero y un poeta. ¿La arquitectura lo es todo?

La gente es la esencia de lo que hace. Evidentemente, cada uno de nosotros tenemos un determinado papel en la sociedad, pero es verdad que el arquitecto tiene que estar en continuo contacto con diversos profesionales. La arquitectura es una profesión multidisciplinar.

fran1

¿Es buena idea de que los arquitectos se perciban a sí mismos como artistas?

Siempre que se consideren artistas al servicio de quienes van a disfrutar la arquitectura. Es cierto que desde el renacimiento, la pintura, la escultura y la arquitectura han estado relacionadas con el arte pero eso no significa que, por ejemplo, todas las esculturas sean arte. Al fin y al cabo el arte es un grado de excelencia que alcanza el diseño.

¿Hasta qué punto la arquitectura influye en el comportamiento social de quienes están expuestos a ella?

La convivencia entre los espacios físicos y las actitudes de quienes los habitan están directamente relacionados. La arquitectura no cambia la vida de las personas pero sí que ayuda a vivir mejor. Esto se ve reflejado en usos relacionados con espacios de trabajo, educativos,…

Si la buena arquitectura contribuye al bienestar, lógicamente la mala arquitectura contribuye negativamente. Es decir, el mal arquitecto es responsable, no solo de hacer un edificio feo o incómodo, sino de causar un daño moral. En consecuencia, ese profesional debería responder de su mal trabajo, ¿no?

En cualquier profesión somos responsables de generar nuestro trabajo de la mejor manera posible.

¿En qué situación crees que se encuentra la arquitectura española?

La arquitectura española tiene un grandísimo potencial por exhibir. Siempre que cruzamos las fronteras un arquitecto español está muy bien valorado por su formación técnica que no existe en otras partes.

Debemos comunicar que la arquitectura española se puede exportar gracias a la nueva tecnología, no es necesario emigrar del país.

¿Y la crítica de ésta?

La crítica siempre es positiva, somos potentes en cuanto a formación técnica y además tenemos revistas muy bien valoradas internacionalmente, a través de las que podemos apoyarnos.

¿Cuál crees que es la función de la arquitectura? ¿Y qué relación puede guardar con el arte? ¿Y con el diseño?

La función de la arquitectura es la de dar respuesta a determinadas necesidades del ser humano adaptándose al entorno.

Quizás una manera de entender la cuestión sería suponer el acto de diseñar como un verbo y la consideración de arte como un adjetivo que depende del grado de excelencia alcanzado, conceptual, técnico o material, siendo el límite de lo que entraría dentro de esta clasificación una cuestión relativa, una cuestión viva como la propia definición de arte.

¿Qué considera más importante a la hora de analizar una obra arquitectónica?

Los valores clásicos de precisión, universalidad y economía.

¿Y de proyectarla?

Buscamos los mismos tipos de valores relacionados con el buen diseño. A mediados del siglo XX surgió del a Escuela de Ulm la conocida como Gute form, corriente estética que abogaba por la sencillez y la honestidad en sus formas.

¿Qué decide la forma de un edificio?

Existen muchísimas variables que definen la forma del edificio. El lugar, el programa, el cliente, la normativa, el presupuesto, la tecnología del mismo… entre otros.

La extraña forma, unas veces sinuosa, otras fragmentada, de sus edificios ¿responde a la búsqueda de mejores espacios interiores?

Los condicionantes de cada proyecto son los que nos llevan a ello. Hay geometrías que encajan mejor en un sitio que en otro.

¿Y cuál es ese factor singular?, ¿dónde o en qué se encuentra?, ¿en la imaginación del arquitecto?

La singularidad viene relacionada por las condiciones extremas como la topografía de un solar, es decir, una pendiente imposible, o bien por el deseo de identidad del cliente. Si las paredes hablasen contarían las historias que hay detrás de cada uno de los proyectos que son las que generan su forma.

¿Cómo te imaginas las ciudades en el futuro? ¿Cómo te gustaría que fueran?

Me gusta imaginar que se diluye el límite entre la ciudad y lo natural. Pensando que una de las claves es la tecnología, los avances harán que la ciudad sea totalmente distinta. Por ejemplo, incorporar la producción de energías alternativas en los entornos urbanos es uno de nuestros proyectos de investigación.

¿Tienes algún arquitecto o artista o diseñador a quien admires especialmente, que te inspire?

Alvaro Siza y Andreu Alfaro son dos grandes referentes en nuestros proyectos. También los diseños de Dieter Rams y Otl Aicher.

¿Cuál es vuestra relación con el diseño?

Nos interesa el diseño en general. Al fin y al cabo todo se diseña, el proyecto es diferente en relación a la escala. La arquitectura es un tipo de diseño más, el diseño arquitectónico.

¿Crees que la relación entre arquitectura y diseño cada vez es más estrecha o se tiende a marcar más las diferencias?

Como hemos dicho es lo mismo, por lo tanto es fundamental que se propicie esta relación para conseguir el resultado deseado.

fran3

¿Cómo ves el panorama local de diseño? ¿Qué echas en falta?

Al fin y al cabo el diseño está realmente incorporado en nuestra forma de ver la vida. Podemos entender el diseño como una metodología para generar ideas innovadoras y dar solución a las necesidades reales.

Existe mucho talento joven, empresas con grandes ideas y también industrias capaces de innovar, echo en falta que se trabaje conjuntamente.

¿Hay algún espacio, edificio, que tenga especial importancia para ti como arquitecto?

La naturaleza es siempre una buena inspiración. Un edificio que siempre me ha emocionado, tal vez gracias a la relación con Juan Domingo Santos, es la Alhambra de Granada.

¿Cómo es vuestra relación con el cliente?

Nos gusta involucrar al cliente en todas las fases de proyecto. Que el cliente sea partícipe continuamente del mismo y para ello el diálogo es uno de los valores principales.

¿En qué proyectos andas metido y cuál es tu criterio a la hora de involucrarte en uno?

Actualmente tenemos proyectos de muchos ámbitos, desde un velero de 18m2, una fábrica, oficinas… en sitios tan dispares como Los Ángeles y Qatar. Elegimos el proyecto dependiendo de cada una de las historias que tiene detrás. Trabajamos con presupuestos altos y otros muy bajos pero lo que determina su elección es la actitud y el respeto del cliente hacia el trabajo realizado. Siempre entendemos cada nuevo proyecto como si fuese el primero, el último y el único.

¿A qué dedicas tu tiempo libre?

A actividades muy diversas que me enriquecen de forma distinta.

¿Hacia dónde se dirige Fran Silvestre?

Nos dirigimos hacia donde nos apetezca trabajar en cada momento. La receta es amar lo que haces y rodearte de gente que tenga los mismos valores.

Dúplex

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *